Colombia y Reino Unido: Una agenda de cooperación con resultados

9/01/2018
Colombia y Reino Unido: Una agenda de cooperación con resultados

 

Por: Néstor Osorio, Embajador de Colombia en el Reino Unido

Londres (ene. 9/18). La Visita de Estado del Presidente Juan Manuel Santos al Reino Unido en noviembre de 2016 fue el marco para revisar los avances y resultados de la cooperación de los últimos años y trazar una agenda común de mediano plazo, una hoja de ruta que desde entonces guía las prioridades de trabajo de nuestros dos países.

Tras la visita, los dos gobiernos dimos prioridad en 2017 a la implementación de la Declaración Conjunta emitida por el Presidente Santos y la Primera Ministra May, que materializa la hoja de ruta en una serie de compromisos e iniciativas en cada una de las áreas priorizadas.

Un año después podemos decir con satisfacción que hemos implementado estos compromisos prácticamente en su totalidad. Ha sido un trabajo riguroso y persistente, no sólo de las respectivas embajadas y del Ministerio de Relaciones Exteriores, sino también de otros ministerios y agencias gubernamentales de los dos países, en un esfuerzo articulado que es importante resaltar.

En 2017, el Reino Unido se consolidó como uno de los principales aliados de Colombia en la construcción de la paz. Su liderazgo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas fue fundamental para promover el respaldo unánime de sus miembros, en la creación de las dos misiones de verificación que han dotado al proceso de una gran legitimidad y respaldo internacional.

Cumpliendo con los compromisos de la Declaración Conjunta, el Gobierno británico realizó un aporte de £7,5 millones para la implementación del postconflicto en Colombia, de los cuales £1,5 se destinaron a financiar la MAPP-OEA para el desminado y los £6 millones restantes, como contribución al Fondo de las Naciones Unidas para el Posconflicto. Al cierre de 2017 el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido anunció un aporte adicional de £7,5 millones de los cuales £5 millones se destinaron a este mismo fondo.

Esta cooperación está beneficiando a las poblaciones de las zonas más afectadas por el conflicto, donde el Gobierno, junto con Naciones Unidas, viene desarrollando proyectos en materia de acceso a la justicia, infraestructura comunitaria, desminado y reparación de víctimas mejorando las condiciones de vida de 700.000 colombianos en 218 municipios del país.

Del mismo modo, el pasado mes de noviembre, la Embajada británica en Colombia lanzó oficialmente el nuevo Fondo de la Prosperidad, con el fin de generar nuevas oportunidades económicas que beneficien a las poblaciones de seis ciudades (Cartagena, Ibagué, Manizales, Santa Marta, Valledupar y Villavicencio) y ocho regiones del país (Antioquia, Atlántico, Caldas, Cundinamarca, Magdalena, Meta, Santander y Valle del Cauca).

Tras la visita de Estado, los dos gobiernos acordaron incrementar sustancialmente los recursos destinados para este fondo que pasaron de cerca de £1 millón por año a £30,5 millones (cerca de 40 millones de dólares americanos) para los próximos cuatro años. Recursos que serán invertidos en proyectos de desarrollo e innovación agrícola, mejoramiento de la planeación urbana, infraestructura -incluyendo la recuperación de la red ferroviaria- y el fortalecimiento institucional para que el Estado haga presencia más efectiva en todo el territorio nacional. Estos proyectos tienen el potencial de impactar de manera directa, la calidad de vida de más de tres millones de habitantes de estas zonas.

El Reino Unido también se ha destacado en los últimos años como uno de los principales socios para la investigación y desarrollo científico en Colombia. El Gobierno británico destinó £10 millones adicionales del Fondo Newton, para apoyar una nueva fase del programa Colombia-Bio de Colciencias, por medio del cual se están desarrollando una serie de expediciones científicas para catalogar la biodiversidad de zonas previamente inexploradas.

Con esta contribución, científicos de los centros de investigación más prestigiosos del Reino Unido se están uniendo a sus pares colombianos para estudiar nuestra abundante riqueza natural y sentar las bases para una naciente industria biotecnológica que produzca empleos calificados, genere conocimiento y agregue valor a la economía. Las primeras expediciones binacionales se iniciaron en Boyacá con el decidido respaldo de la Gobernación departamental. En 2018 el programa se extenderá a Cundinamarca y otros departamentos que están estudiando participar de esta iniciativa, como Nariño.

En materia de lucha contra el crimen organizado, la cooperación británica ha sido de tiempo atrás una de las más fuertes y efectivas. En un escenario de postconflicto el trabajo conjunto se ha concentrado en desarticular las diversas organizaciones criminales dedicadas al negocio del narcotráfico y la minería ilegal. Gracias a la colaboración de nuestros cuerpos de seguridad se han dado durante el 2017 varios de los más duros golpes al Clan del Golfo y otras bandas criminales, incluyendo las mayores incautaciones de cocaína en la historia y la captura de varios de sus principales cabecillas.

Se identificaron también las áreas prioritarias donde se desarrollarán en 2018 los programas de fortalecimiento institucional en materia de ciberseguridad, un aspecto cada vez más importante para los millones de usuarios que desarrollan sus actividades cotidianas a través de Internet.

En lo que respecta al objetivo de incrementar el intercambio comercial y de inversión, los dos parlamentos avanzan en el proceso de ratificación del acuerdo para prevenir la doble tributación, firmado durante la visita de Estado. Adicionalmente, la Primera Ministra Theresa May designó al miembro del Parlamento, Mark Menzies, como el nuevo enviado comercial del Reino Unido para Colombia, Chile y Perú. El representante de la Primera Ministra, ya realizó su primera visita a Colombia para discutir con dirigentes de varios sectores económicos las áreas prioritarias para la inversión y desarrollo de negocios.

Es evidente que el fortalecimiento de nuestra cooperación bilateral tras la visita de Estado está beneficiando a millones de colombianos y seguirá contribuyendo a la construcción de un país más seguro y en paz, más próspero y más consciente de preservar y aprovechar sosteniblemente su riqueza natural.

 

font + font - contrast